El descredito personal intencional de la prensa amarilla de Miami

by Administrator 12. May 2014 15:12

 

 

La prensa de Miami ha estado llevando adelante una labor de descredito personal hacia un directivo de nuestra empresa acusado de conspirar para lavar dinero por el departamento de justicia del distrito sur de La Florida. Esta campaña mediática con mentiras tan irracionales crea un prejuicio irreparable en la comunidad, desde donde se supone se elija un jurado que juzgará este caso. La prensa ha montado un circo romano mediático con el objetivo de desacreditarlo y preparar el camino hacia una condena segura. El Nuevo Herald miente y manipula y los blogueros de copia y pega hacen de teloneros en este circo romano.

 

 

Las mentiras del Miami Herald

 

La primera mentira es llamarlo fugitivo. Según el diccionario de la lengua española fugitivo significa “que se fuga o se escapa de un lugar sin ser visto”. Jorge Emilio Pérez de Morales Sante no se puede escapar de Estados Unidos porque no es de allí, nunca ha vivido allí, y tampoco ha visitado ese país durante el periodo en que se dice ocurrieron los hechos. Por tanto no puede ser un fugitivo de Estados Unidos. Nuestra empresa tampoco es una empresa de Estados Unidos, no tiene oficina ni tiene ningún activo en ese país, por lo que resulta absurdo pensar que pueda comprar 20 cajas de giros bancarios y enviarlos a Cuba, como finaliza comentando el último articulo del Herald relacionado con este tema, fechado el 5 de Mayo de 2014. Los que compran los giros bancarios son los ciudadanos en Estados Unidos que quieren enviar remesas a Cuba. Y no lo envían a Caribbean Transfers sino a otra empresa de remesas en Canadá. Y para rematar, este diario menciona que la “compañía uso nombres falsos en los giros bancarios incluyendo el nombre Bill Clinton”. Esta mentira tiene la mala intención de aparentar que nos burlamos cuando en realidad sentimos un respeto especial por ese carismático presidente americano. Jorge Emilio no es un fugitivo y no se burla de Estados Unidos.

 

Los medios de Miami manipulan a la audiencia y a los lectores creándoles la impresión de que nuestro ejecutivo fue enviado por las autoridades del gobierno cubano a estafar a los seguros médicos y luego envió a Cuba los dividendos de dicha estafa. Lo meten en el mismo saco de los estafadores que sí viven allí, y luego se esconden en algún lugar evadiendo la justicia de ese país. Gracias a las mentiras y especulaciones de este periódico hoy muchos piensan que Jorge Emilio robó al Medicare y ahora anda escondido disfrutando la fortuna. Todas son mentiras mal intencionadas, preparando el camino hacia una condena segura.

 

La injusta acusación que pesa sobre nuestro directivo es “Conspirar para lavar dinero”. Esto significa ponerse de acuerdo con alguien para esconder las ganancias derivadas de procedimientos ilegales. Este no es el escenario para demostrar la inocencia, pero sí para afirmar que esto no significa robar, estafar, financiar fraudes, o defalcar al Medicare, como trata de presentar el Nuevo Herald. Nuestra compañía no roba, no estafa ni mueve el dinero de estafadores a Cuba. Lo que hacemos es transferir el dinero de familias a Cuba. En el artículo del Herald fechado 3 de Noviembre de 2013, en su edición en papel, aparece una foto de nuestro ejecutivo en cuyo pie se lee que “robo 30 millones de dólares”. Pueden preguntar a los más de 150,000 clientes que han recibido nuestro servicio de remesas a Cuba si alguna vez ha dejado de llegarle a su familia la ayuda que les envían. Acusarnos de robo es una calumnia infame.

 

Como ya hemos explicado, nadie se esconde ni se fuga de ningún sitio. Se está trabajando en la preparación de la documentación necesaria para la defensa de esta acusación. Este caso, en el cual se involucra a nuestro ejecutivo, data del año 2005 y las empresas del sector de transferencias no están obligadas a guardar información por más de cinco años. No creemos que desde una cárcel de Miami alguien pueda  preparar la defensa de un caso con nueve años de antigüedad, y una pelea legal que gracias a los medios ya se puede anticipar su resultado. Cuando estemos listos se presentarán las pruebas ante las autoridades correspondientes para demostrar que la acusación de conspiración para lavar dinero en nuestro caso carece de fundamento.

 

 

Misión de los blogueros de copia y pega: desacreditar a emprendedores cubanos

 

El bloguero de “Cuba al Descubierto” en una presentación multicolor muy poco profesional y que recuerda los comics de revista asegura que si usted vive a una distancia menor de 484 metros de su vecino conspira con él. Este cederista satelital fue invitado a la televisión local para exponer su teoría de la conspiración basada en la distancia entre viviendas con el único objetivo de desacreditar a emprendedores cubanos.

 

El otro “investigador” que publica un artículo en “Diario de Cuba” no ha hecho otra cosa que copiar, pegar y chismear. A este le va a ser muy difícil esconder el sentimiento mezquino de envidia que se esconde detrás de su “investigación”: Basta con leer su currículo: Un director de cine graduado de la escuela de San Antonio de los Baños que ha sido incapaz de hacer algo en su profesión, ataca y especula sobre emprendedores cubanos que sí han podido desarrollar sus proyectos de modo independiente. Su incapacidad profesional lo coloca donde tiene que estar, en el chisme sensacionalista.

 

En su último artículo del 21 de Mayo de 2014 menciona muchas compañías que operan legalmente en sus países y mucha documentación, pero ninguna indicando que esas empresas son propiedad de Caribbean Transfers. Ya vemos que a este diario lo patrocinan tambien empresas que brindan servicios a Cuba, al igual que las que se menciona y desacredita sin pruebas. La única pregunta que tenemos es: Cual es el delito de estas empresas, ayudar a las familias en Cuba enviándoles medicinas, comida y dinero? Las historias empiezan por el principio, y el principio está en los bancos de Miami que manejaban las 70 cuentas de las compañías defraudadoras del Medicare. Sr. Zayas, la pregunta que tiene que hacer a esos bancos es por qué enviaron esos fondos que ni queríamos ni necesitábamos y que terminó contaminando las cuentas de Caribbean Transfers. Nosotros no queremos recibir dinero fraudulento sino remesas familiares. Cuando tenga claro el principio, vuelva y cuente su historia. Y por último, no le da vergüenza poner la foto de un niño en este tipo de artículos?

 

Dejen de atacar a emprendedores cubanos y sus familias. Dejen de desacreditar a personas honestas que hacen algo por su país de modo independiente en condiciones difíciles. Dejen de decir mentiras creando un prejuicio irreparable en una población que tiene juzgar a una persona de un delito que no cometió. Si van a hablar, digan la verdad y cíñanse a los hechos.

 

Mientras el Nuevo Herald especula, manipula y miente, mientras unos blogueros manifiestan su frustración profesional en la web y otros creen haber descubierto la distancia crítica de la conspiración entre vecinos, mientras eso sucede,  las familias cubanas comen y la cultura en Cuba avanza. Esos son hechos y no pueden ser manipulados, porque son hechos. Como reza la frase del padre fundador de la nación americana, John Adams: “Facts are stubborn things”.

 

Tags:

Add comment

biuquote
  • Comment
  • Preview
Loading

Calendar

<<  July 2014  >>
MoTuWeThFrSaSu
30123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031123
45678910

View posts in large calendar

Category list

Page List

    RecentComments

    None